Síguenos:         Plaza Felipe Prieto, 14, 34001 Palencia · 979 75 03 37 · info@alpaseguros.com

Seguro Vida

¿Sabes qué seguro necesitas?

Vida

Las pólizas de Vida forman parte de los seguros denominados para personas y consisten en el pago de una prima previamente estipulada para poder recibir en caso de fallecimiento o incapacidad una cuantía que supla la falta de ingresos del asegurado.

¿De qué depende la cuantía de la prima a la que hace frente el asegurado?

Del riesgo y de la cantidad monetaria que quiera recibir en caso de incapacidad o que sus beneficiarios perciban en el caso de su muerte.

Además, esa indemnización final de la póliza puede recibirse en un pago único o como una renta, según desee el asegurado o sus beneficiarios.

Modalidades de los Seguros de Vida

Existen dos modalidades principales dentro de los seguros de vida: los que cubren en caso de muerte y los que lo hacen en caso de vida. Además, de la unión de ambas resulta el seguro mixto.

  • Seguro para caso de muerte, también denominado Seguro de Vida Riesgo.
  • Seguro en caso de vida, denominado Seguro de Vida Ahorro.

Dentro de las modalidades es posible optar por asumir riesgos de inversión al variar el importe a recibir de las fluctuaciones de los mercados financieros o bien no asumir riesgos y acogerse a una rentabilidad fija.

¿Cuáles son los tipos de seguros de Vida?

La elección entre un Seguro de Vida Ahorro o de Vida Riesgo dependerá de la finalidad que desee el asegurado para su póliza.

Así el primero de ellos se contrata para obtener una rentabilidad sobre las primas abonadas, mientras que con el segundo el beneficiario recibe el capital estipulado cuando se produce el fallecimiento del tomador de la póliza.

Seguro de Vida Riesgo

El seguro de Vida para caso de muerte es el denominado de Vida Riesgo. La función de su cobertura es que el beneficiario de la póliza reciba el capital estipulado en la misma cuando el tomador del seguro fallezca.

Por lo tanto, al contrario que en otros seguros como el de Salud, en el caso de los de Vida Riesgo el tomador y el beneficiario no son la misma persona.

Esta póliza se puede contratar en 2 modalidades: de vida entera o temporal.

  • Seguro de Vida entera
  • Seguro de Vida temporal

Seguro de Vida Ahorro

El seguro de Vida Ahorro también es denominado en caso de vida, y con su contratación el beneficiario, que en este caso sí suele ser el propio tomador, percibirá el capital si vive cuando llegue la fecha de vencimiento de la póliza.

Consiste en pagar unas primas que conceden al asegurado rentabilidad, una inversión que aunque ofrece unos intereses bajos comparado con otros productos de ahorro presentan un riesgo reducido.

Sin embargo, su ventaja fiscal es que no tributan por la rentabilidad obtenida sino solo al cobro de la misma.

Estas pólizas pueden contratarse como Unit Link, Planes de Previsión Asegurados (PPA) o Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) y suelen suscribirse para complementar las rentas de jubilación, aunque esta no es su única función.

Seguros de Vida Mixtos

Por otro lado, algunas compañías aseguradoras ofrecen seguros de Vida Mixtos que garantizan el pago de un capital a los beneficiarios de la póliza en caso de fallecimiento del asegurado.

También pueden abonárselo al tomador en el caso de que llegado el vencimiento del seguro, el asegurado continúe con vida.

En la actualidad, la mayoría de los seguros de Vida Ahorro contratados son de esta modalidad, ya que incorporan a las características puras de una póliza de ahorro un capital por fallecimiento o incapacidad.

Seguro de Vida e hipotecas

Al suscribir una hipoteca las entidades bancarias suelen vincularla a la contratación de un seguro de Vida o de Hogar.

Es por ello que las primeras posiciones de la lista de compañías con las que se contratan garantías de este tipo están ocupadas por entidades bancarias. Sin embargo, aunque la obligación de suscripción la imponen ellas, el usuario puede decidir si contratarlo con su banco o bien acudir a la aseguradora que desee.

Los seguros de Vida con cobertura de fallecimiento que se contratan al adquirir un préstamo de este tipo cumplen una misión económica.

En concreto, según la Memoria Social del Seguro, durante el año 2013 el seguro saldó 2.400 hipotecas. Muchos españoles lo contratan para responder al pago de su hipoteca y de este modo no dejar a sus familiares el peso de una hipoteca de la que hacerse cargo cuando ellos falten.